El transporte público de Praga, billetes y abonos

En autobús, tranvía, metro y ferry os podéis desplazar rápidamente de una parte a otra de Praga. A continuación información de interés y consejos para ahorrar.

Praga tiene una red de transporte público eficiente y barato, que permite moverse por la ciudad fácil y rápidamente.

Por supuesto, es fascinante explorar la capital checa a pie y algunas zonas del centro no están abiertas al tráfico, pero no siempre hay ganas de caminar! Entonces se puede subir a un tranvía, el medio de transporte más utilizado por los turistas para moverse por la ciudad, o coger el metro o un autobús. E incluso un barco!

Utilizad el transporte público en Praga siempre que queráis: siguiendo nuestros consejos no os costará una locura!

Praga Card

Visitar Praga libremente sin tener que preocuparse de gastar demasiado: es posible! Con un solo billete podéis utilizar el transporte público todas las veces que queráis, entrar gratis en 30 atracciones, incluyendo las más famosas de Praga, y tener descuentos en otras 50. ¿Cómo? Comprando la Praga Card.

Praga Card es la tarjeta turística que permite el uso ilimitado de autobuses, tranvías, metro, funiculares, ferris, así como entradas gratuitas y descuentos para museos, monumentos, visitas y servicios. Praga Card también incluye el servicio de autobús de traslado a/desde el aeropuerto.

Podéis escoger una tarjeta válida para 2, 3 o 4 días (precio reducido para niños y estudiantes). Para gastar menos compradla online antes de partir!

Compra online la Praga Card

Autobuses turísticos

Una solución muy interesante para el que no le guste caminar son los autobuses turísticos, compañías de autobuses públicos o privados que conectan las principales atracciones turísticas de la ciudad.

La principal ventaja de utilizar los autobuses turísticos en lugar del transporte público es la comodidad de no tener que planificar los desplazamientos. Las paradas se encuentran siempre cerca de la entrada a los museos, monumentos y otros lugares de interés, por lo que no es necesario informarse sobre las direcciones o sobre qué autobús, tranvía o metro hay que coger: subid a vuestro autobús turístico e bajad exactamente en las atracciones que deseáis visitar. Cómodo no?

Con la fórmula Hop-on Hop-off estos autobuses os permiten planificar vuestro propio recorrido libremente, decidiendo subir y bajar en las paradas que os resulten más cómodas. No hay límite en el número de veces que podéis coger el autobús durante la validez de vuestro billete, que puede ser de uno o dos días.

Los autobuses turísticos son muy recomendables para las familias. Moverse a pie con niños en una ciudad que no se conoce puede ser peligroso (y agotador!): estos autobuses os permitirán disfrutar de vuestras vacaciones de forma segura y entretener a vuestros hijos.

Además muchos autobuses turísticos ofrecen una audioguía disponible en varios idiomas, incluido el español, que os proporcionará información sobre la ciudad y las atracciones que vais a visitar.

Billetes únicos

Si no estáis seguro de cuánto vais a utilizar el transporte público podéis optar por comprar un billete único para cada trayecto de autobús, metro, tranvía o funicular.

Los precios de los billetes únicos en Praga son:

Los niños menores de 6 años viajan gratuitamente.

Los billetes únicos se pueden adquirir en las máquinas expendedoras de billetes, estaciones de metro, oficinas de turismo, quioscos, hoteles y en algunas tiendas.

Abonos

Hay dos abonos que pueden ser particularmente convenientes para los que se queden en la ciudad por poco tiempo. Se trata de billetes temporales válidos para todos los medios de transporte públicos.

Los precios de los abonos en Praga son:

Estos abonos se pueden adquirir en las oficinas de información de la Prague Public Transport Comany. Os recordamos que son sólo válidos para el transporte público y por lo tanto no permiten subir a los autobuses turísticos.

Metro

El medio de transporte más rápido y fácil de usar para moverse de una zona a otra de la ciudad es sin duda el metro.

El metro de Praga tiene tres líneas y es muy eficiente. Los trenes funcionan desde las 5 de la mañana hasta medianoche, con una frecuencia que oscila desde los 2-3 minutos durante las horas punta a los 4-10 minutos durante el resto de horas del día.

Las líneas actuales del metro son:

Hay tres estaciones de correspondencia en el centro de la ciudad donde se cruzan dos líneas:

Todas las estaciones están equipadas con escaleras mecánicas, las más modernas tienen facilidades de acceso para discapacitados.

Los billetes están a la venta en las máquinas automáticas o en las taquillas de las paradas. Hay que validarlos en las máquinas antes de coger los trenes y son válidos para todos los medios de transporte.

Las entradas al metro no son siempre fáciles de encontrar: están indicadas con una M dentro de un triángulo invertido.
Una vez que subáis al metro oiréis los siguientes anuncios:

En las puertas hay mapas de la red de metro con los que podréis orientaros.

Descarga el mapa del Metro de Praga en PDF

Autobús de línea

Los autobuses de línea cubren una red de 400 kilómetros, pero raras veces son utilizados por los turistas para moverse por el centro de la ciudad. Por lo general se utilizan para llegar a las estaciones de metro de las zonas periféricas o si no por la noche, cuando el metro ya está cerrado.

Las líneas de autobuses públicas 119, 100, 179 y 225 conectan el aeropuerto con el metro, con el que después podéis llegar al centro de la ciudad. Esta es la forma más barata para llegar desde el aeropuerto hasta el centro de Praga, pero no la más cómoda.

Si preferís un método más rápido, sin tener que cambiar de medio de transporte, podéis coger los minibuses o los shuttle bus: existen varias empresas y cada una aplica una tarifa diferente.

Tranvía

Los tranvías (tramvaje) son el medio de transporte público más antiguo de Praga. Cubren una amplia red, pasan con frecuencia y permiten ver gran parte de la ciudad sin tener que caminar demasiado.

Los tranvías diurnos circulan desde las 04:30 hasta la medianoche con intervalos que van de 10 a 20 minutos. Los tranvías nocturnos circulan desde las 00:30 hasta las 4:30 con intervalos de unos 30 minutos. Se reconocen por el número, que va del 51 al 59 y está señalado en azul en los carteles de las paradas.

En cada parada hay un cartel en el que se marca la parada en la que se encuentra, las paradas consecutivas y los números de los tranvías que paran. Los tranvías más nuevos tienen una pantalla electrónica que anuncia las paradas.

Para recorrer Praga como turista el tranvía más utilizado es el 22, que para en todos los lugares más significativos de la ciudad. Otras líneas que pasan cerca de los principales monumentos, ofreciendo sugerentes vistas a lo largo del trayecto, son el 14, 17 y 23.

El Tranvía 91

Una línea especial es la del nostálgico tranvía nº 91 (nostalgická linka c. 91), un tranvía histórico que circula durante los fines de semana y los días festivos desde finales de marzo hasta mediados de noviembre.

El tranvía 91 sale desde Vozovna Strešovice y continúa hacia el centro de la ciudad, con un trayecto cada hora desde el mediodía hasta las 17.00.

Atención: los billetes de transporte público no son válidos para el tranvía 91, hay que comprar un billete separado.

Otros medios de transporte público

Teleférico del Zoo de Praga

El teleférico del Zoo de Praga está en funcionamiento todos los días desde finales de marzo hasta finales de diciembre desde las 9.30. La hora de cierre puede ser a las 17, 18 o 19 dependiendo de la temporada.

Se puede comprar un billete individual o de grupo en las máquinas expendedoras que se encuentran en la entrada. Los niños menores de 6 años acompañados viajan gratis en el teleférico. No son válidos los abonos o tarjetas turísticas, ni los billetes ordinarios para el transporte público.

Funicular de Petrín

Inaugurado en 1891, el funicular llega a la cima de la colina de Petrín desde la parada del tranvía de Újezd (tranvía 6, 9, 12, 20, 22 o 23) en Malá Strana, con una parada intermedia en Nebozízek.

Funciona diariamente desde las 9:00 hasta las 23:30 (23:20 de noviembre a marzo) con intervalos de 10-15 minutos. Es gratis para los propietarios de la Praga Card y de abonos; si tenéis que comprar el billete podéis hacerlo en la base del funicular.

Barcos

El transporte público en Praga también incluye seis líneas de ferry que circulan en horas diurnas con una frecuencia de unos 10-15 minutos. No son necesarios para visitar las zonas turísticas de la ciudad pero pueden ser una manera de observarla desde otra perspectiva.

Para los barcos de línea son válidos los billetes ordinarios para los medios de transporte público. Si en cambio queréis una excursión en barco más cómoda, tal vez con un aperitivo o una cena, podéis reservar uno de los numerosos cruceros por el río Moldava de una hora u otras ofertas de empresas privadas.

Taxi

Encontrar un taxi en Praga no es difícil. En el centro y en el aeropuerto podéis coger un taxi en una de las numerosas taxi rank, por lo general sin la necesidad de largas esperas: de esta manera tendréis la seguridad de estar pagando bajo las tarifas máximas establecidas por la ley y evitar timos, bastante probables si paráis un taxi por la calle.

Si preferís podéis reservar un taxi llamando a una de las diversas empresas locales: vuestro hotel podrá hacerlo por vosotros.

Los precios oficiales máximos para los trayectos en taxi en el distrito de Praga son:

Cómo ahorrar en billetes de transporte y admisión

Pensate appositamente per chi vuole visitare Praga, le City Card permettono di risparmiare sui mezzi pubblici e sugli ingressi delle principali attrazioni turistiche.

Prague Card: tarjeta turística de 2, 3 o 4 días
Prague Card: tarjeta turística de 2, 3 o 4 días
Ahorra tiempo y dinero con la Prague Card de 2, 3 o 4 días y visita la ciudad a tu ritmo. Disfruta de descuentos en tours y espectáculos y entradas gratis a monumentos, como el castillo de Praga.
Acquista da 71,00 €