Niño Jesús de Praga

El Niño Jesús de Praga es una obra de arte del siglo XVII que se conserva en la Iglesia de la Virgen María Victoriosa y que visitan creyentes cristianos de todo el mundo.

La estatua del Niño Jesús de Praga se encuentra en el interior de la Iglesia de la Virgen María Victoriosa, en el Barrio Pequeño (Malá Strana) de la ciudad, y es uno de los lugares de peregrinación más famosos de la República Checa. Los orígenes de este edificio religioso se remontan al siglo XVII, cuando los luteranos construyeron aquí una iglesia dedicada a la Santísima Trinidad en 1613.

Unos años más tarde, después de que el emperador Fernando II consiguiera la victoria en la Batalla de la Montaña Blanca durante la Guerra de los Treinta Años, decidió donar la iglesia a la Orden de los Carmelitas Descalzos, por lo que el edificio recibió el nombre de la Virgen María Victoriosa en señal de agradecimiento por el triunfo conseguido.

Así, a mediados del siglo XVII, la iglesia fue reconstruida totalmente por los Carmelitas Descalzos, que modificaron especialmente la fachada exterior e hicieron construir el campanario. En 1628, la iglesia se enriqueció con la presencia de una estatua de madera del Niño Jesús donada por la princesa Polixena de Lobkowicz, que la había recibido como regalo de bodas de su madre María Manrique de Lara.

Iglesia de la Virgen María Victoriosa

En el interior, junto a la entrada principal, hay dos capillas: la Capilla de Nuestra Señora y la Capilla de la Santa Cruz, que era la zona que albergaba la estatua del Niño Jesús. A continuación, la nave principal está rodeada por varios altares de estilo barroco y un púlpito en cuyo techo hay estatuas de los profetas Elías y Eliseo.

En el centro de la nave está el altar realizado en 1776 que alberga la estatua del Niño Jesús dentro de una vitrina rodeada por las estatuas de la Virgen y San José. Continuando, se llega al altar mayor, construido en 1717 y delante del cual hay estatuas de Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz y los profetas Elías y Eliseo. Encima hay una representación de la intercesión que, según se dice, hizo la Virgen María durante la Batalla de la Montaña Blanca en 1620, permitiendo la victoria de la Liga Católica.

Estatua del Niño Jesús

La famosa estatua de madera del Niño Jesús, rodeada por dos estatuillas de la Virgen María y San José, es la obra que hace más famosa a la iglesia. El Niño Jesús está representado con la mano derecha levantada en señal de bendición y la izquierda sosteniendo una esfera dorada con una cruz. Alojada en el interior de un relicario de cristal y plata realizado a mediados del siglo XVIII, la estatua ha sido destino de peregrinaciones de fieles de todo el mundo desde el siglo XVII.

La obra, de hecho, fue realizada en España por un autor desconocido y fue un regalo de María Manrique de Lara a su hija Polyxena, que se casó con Zdeněk Popel de Lobkowicz. Según la tradición, el Niño Jesús debía pasar a la hija de la familia, pero Polyxena, que sólo había tenido un hijo, dejó la estatua como regalo a los carmelitas. A partir de ese momento, empezaron a circular rumores sobre milagros que librarían a la iglesia y al monasterio contiguo de saqueos, epidemias y devastación.

La estatua ostenta nada menos que tres coronas y un ajuar compuesto por 46 vestidos que se cambian unas diez veces al año según el tiempo litúrgico; así, por ejemplo, para las celebraciones de Navidad y Pascua el vestido es blanco, durante la Cuaresma y el Adviento es morado, mientras que el color rojo está indicado para Semana Santa y Pentecostés. El proceso de vestir al Niño Jesús lo llevan a cabo las Hermanas Carmelitas, que siguen un protocolo estricto.

El ajuar se expone en un pequeño museo instalado cerca de la nave lateral, que alberga todas las ropas del bebé, como las procedentes del extranjero (por ejemplo, de Vietnam y China) y las donadas por soberanos de otras naciones. Entre los objetos más famosos están la túnica donada por la emperatriz María Teresa, la regalada por Paolo Coelho y una de las tres coronas que ofreció al Niño Jesús el Papa Benedicto XVI en 2009.

Horario de visita de la Iglesia de Nuestra Señora Victoriosa

La Iglesia de Nuestra Señora Victoriosa está abierta con el siguiente horario de apertura:

El Museo de la Iglesia está abierto:

Cómo llegar a la Iglesia de María la Virgen Victoriosa

Es posible llegar a la Iglesia en las líneas de tranvía 12, 15, 20, 22, 23 hasta la parada “Hellichova”. Alternativamente, los que deseen llegar a pie desde la zona del Casco Antiguo deben pasar por el Puente de San Carlos y luego seguir las indicaciones hacia el Jardín de Petrin.

Informacion util

Dirección

Karmelitská 9, 118 00 Praha 1, Czechia

Contactos

TEL: +420 257 533 646

Horario

  • Lunes: 08:30 - 18:00
  • Martes: 08:30 - 18:00
  • Miércoles: 08:30 - 18:00
  • Jueves: 08:30 - 18:00
  • Viernes: 08:30 - 18:00
  • Sábado: 08:30 - 18:00
  • Domingo: 08:30 - 20:00

Transporte

Paradas de Bus

  • Valdstejnske namesti (519 mt)

Donde esta Niño Jesús de Praga

La Iglesia de la Virgen María Victoriosa está situada en el centro histórico de Praga, en la zona conocida como Barrio Pequeño (Malá Strana).

Alojamientos Niño Jesús de Praga
¿Buscas un alojamiento cerca de Niño Jesús de Praga?
Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Niño Jesús de Praga
Ver disponibilidad

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Praga: CoolPass con acceso a más de 70 atracciones
Praga: CoolPass con acceso a más de 70 atracciones
Ahorra tiempo y dinero con un pase de 1, 2, 3, 4, 5 o 6 días que incluye un tour en autobús y dos cruceros por el río. Visita +70 atracciones de Praga, como el castillo y el Museo Judío, y disfruta de ofertas especiales en tours, ocio, comida y compras.
Comprar desde 64,00 €

Atracciones en los alrededores