Josefov, el Barrio Judío

Dad un paseo en el tiempo visitando el barrio judío de Praga, con uno de los cementerios más bellos del mundo y sinagogas estupendas.

El barrio de Josefov en Praga sorprende a muchos visitantes que, creyendo visitar el gueto de Praga, se imaginan encontrar solamente viejos edificios históricos. Los encontraréis, pero también encontraréis nuevos edificios de estilo liberty y art nouveau, junto a una elegante calle llena de tiendas de famosos diseñadores como Louis Vuitton y Dior.

La esencia histórica del barrio judío reaparece en el Museo Judío, que os dará acceso a los testimonios más interesantes y conmovedores de la vida de los judíos en Praga.

Un lugar muy evocador en el interior del museo es el Antiguo Cementerio Judío, el cementerio judío más antiguo de Europa conservado hasta nuestros días, con cerca de 12.000 lápidas antiguas.

El alma del barrio son definitivamente las sinagogas, importantes lugares de culto pero también de reunión. No dejéis de visitar las más importantes: admirad las decoraciones arabescas de la Sinagoga Española; buscad el Golem en la Sinagoga Vieja-Nueva, la sinagoga más antigua aún en funcionamiento de Europa; entrad en silencio en la Sinagoga Pinkas, que alberga un monumento conmovedor a las víctimas de la Shoah y una exposición con dibujos realizados por los niños del gueto de Terezín.

También en el barrio se encuentra la Sinagoga Maisel, que alberga una excelente colección de platería, cerámica y candelabros y la primera parte de una exposición sobre los asentamientos judíos en Bohemia y Moravia, que continúa en la Sinagoga Española.

Si queréis tomaros un descanso de la historia, podéis deleitaros con la música y el arte en el magnífico Rudolfinum.

Qué ver en el Barrio Judío

Antiguo Cementerio Judío

1Široká 3, Staré Město, 110 00 Praha-Praha 1, Czechia

Lápidas en el Viejo Cementerio Judío

Caracterizado por un silencio ensordecedor y un aspecto decadente, el Antiguo Cementerio Judío es una atracción imprescindible durante una visita a Praga. Aquí las lápidas están dispuestas unas sobre otras y un guía le ayudará a identificar las más significativas, como la del rabino Loew y su alumno David Gans.

Creado en 1439, hoy cuenta con más de 12.000 lápidas y se calcula que más de 100.000 personas están enterradas aquí.

Sinagoga Vieja-Nueva

2Červená, Staré Město, 110 01 Praha-Praha 1, Czechia

No os dejéis confundir por el nombre: la Sinagoga Vieja-Nueva (en checo Staronová Synagoga) es realmente la sinagoga más antigua del gueto de Praga y de Europa aún en funcionamiento, además de una de las primeras construcciones góticas de Praga.

Construida alrededor del 1270, ha sobrevivido a lo largo de los siglos a inundaciones, incendios y linchamientos y aún hoy en día es el centro religioso de los judíos de Praga. Originalmente llamada Sinagoga Nueva, asumió el curioso nombre de Vieja-Nueva cuando allí cerca fue construida otra sinagoga, pero que fue destruida.

Junto al Antiguo Cementerio Judío es una de las atracciones principales del gueto de Praga. A diferencia del cementerio, sin embargo, la Sinagoga Vieja-Nueva no está incluida en la entrada de acceso al Museo Judío: tendréis que comprar una entrada separada o, si ya tenéis la entrada para el museo, pagar una pequeña cantidad adicional.

Sinagoga Española

3Vězeňská 1, 110 00 Praha 1-Staré Město, Czechia

Hay un pedazo de España en el barrio judío de Praga: la Sinagoga Española (Spanelská Synagoga en checo), la más reciente del barrio, debe su nombre a la decoración de estilo árabe inspirada en la magnífica Alhambra de Granada.

Es un derroche de vidrieras de colores, oro brillante y adornos orientales, que sin duda no debéis perderos.

La Sinagoga Española fue construida en 1868 en el mismo lugar donde se encontraba la Vieja Escuela (Altschul), la sinagoga más antigua del barrio judío de Praga, del siglo XII. El proyecto de construcción es de Josef Niklas y Jan Niklas Bělský, mientras que las extraordinarias decoraciones interiores son de Antonín Baum y Bedřich Münzberger.

El organista más famoso de esta sinagoga fue František Škroup, autor del himno nacional checo que tocó aquí desde 1836 hasta 1845.

Hoy en día la Sinagoga Española alberga dos exposiciones permanentes. Una cuenta la historia de los Judíos de Bohemia y Moravia y la vida de famosos judíos en el campo de las ciencias y de las artes incluyendo el escritor Franz Kafka, el padre de la psicoanálisis Sigmund Freud y el compositor Gustav Mahler.

La exposición en la planta superior alberga una colección de objetos de plata del Museo Judío. La Sinagoga Española es también la sede de conciertos de música clásica y otros eventos culturales.

Sinagoga Pinkas

43, Široká 23, Josefov, 110 00 Praha-Praha 1, Czechia

Una de las partes más emocionantes del gueto de Praga es la Sinagoga Pinkas, actualmente dedicada a los casi ochenta mil judíos de Bohemia y Moravia víctimas del Holocausto.

La Sinagoga Pinkas fue fundada por Aaron Meshulam Horowitz, un miembro prominente de la comunidad judía de Praga y probablemente dedicada a su nieto, el rabino Pinkas Horowitz. Fue construida en estilo gótico tardío en el siglo XV junto a un baño ritual (mikveh), concebida como un lugar de oración para la familia Horowitz.

Después de la Segunda Guerra Mundial, entre 1955 y 1960, la sinagoga se convirtió en el Monumento a las víctimas bohemias y moravas del Holocausto. Uno de los primeros monumentos de este tipo, estuvo cerrada más de veinte años durante el régimen comunista y fue reabierta en 1995.

Los dibujos de los niños del gueto

La Sinagoga Pinkas alberga una exposición permanente que expone los dibujos realizados entre 1942 y 1944 por los niños del gueto de Terezin bajo la supervisión del artista Friedl Dicker-Brandeis. La mayoría de los niños autores de estos dibujos fueron asesinados en los campos de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Estos dibujos, un poco ingenuos un poco inquietantes, son un testimonio conmovedor de las atrocidades sufridas por los judíos durante la ocupación nazi, documentando el confinamiento en Terezín, la vida cotidiana en el gueto y el sueño de regresar a vivir libres en la tierra de Palestina.

Sinagoga Klausen

51, U Starého Hřbitova 39, Josefov, 110 00 Praha-Praha 1, Czechia

El nombre de Sinagoga Klausen – Klausova Synagoga en checo- deriva del de las pequeñas escuelas y casas de oración judías que había en el lugar ya en el siglo XVI.

El edificio es barroco y su interior alberga manuscritos judíos, grabados antiguos y una exposición permanente. Junto a la Sinagoga se encuentra la Casa de Ceremonias, de 1906, para la celebración de funerales.

Sinagoga Maisel

6Maiselova 10, 110 00 Praha 1, Czechia

La Sinagoga Maisel – que debe su nombre a su fundador, Mardoqueo Maisel, alcalde del gueto judío de Praga – fue erigida en 1592 en virtud de un privilegio concedido por el emperador Rodolfo II. Construido por Judah Tzoref de Herz y Josef Wahl, fue originalmente un templo renacentista. Se quemó en el incendio del gueto de 1689 y fue reconstruido varias veces hasta que adoptó su actual estilo neogótico a principios del siglo XX.

La colección permanente muestra objetos históricos de los judíos de Bohemia que datan de los siglos X al XVIII.

Rudolfinum

7Alšovo nábř. 79/12, Staré Město, 110 00 Staré město-Praha 1, Czechia

Llamado así en honor del príncipe Rodolfo de Habsburgo, el Rudolfinum es la sede de la Orquesta Filarmónica Checa y uno de los edificios más significativos a orillas del Moldava.

En el pasado, el Rudolfinum fue en ocasiones sede del Parlamento checoslovaco; hoy, sin embargo, se celebran allí los principales conciertos del festival de música Primavera de Praga.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Entradas y visita guiada del Barrio Judío

Con una sola entrada es posible visitar las principales atracciones del Barrio Judío. Si tenéis una tarjeta turistica de Praga, las entradas para el Museo Judío, que incluyen la entrada al Antiguo cementerio, la Sinagoga española y la Sinagoga Pinkas son gratuitas!

Entrada + visita guiada al Barrio Judío

Para conocer más a fondo el Museo Judío y todas las demás atracciones de Josefov, el barrio judío de Praga, realice una visita guiada.

Cómo llegar al Barrio Judío

En metro, Linea A – parada Staromestská, os acercáis a todos los monumentos del barrio judío. Si no, coged el tranvía 17 o 18 hacia Námestí Jana Palacha.

La leyenda del Golem

Según la leyenda, en la sinagoga Vieja-Nueva se conserva el Golem. Una vez más, no os dejéis confundir por el nombre: no estamos hablando del Pokémon de primera generación, sino de un autómata de arcilla con forma humana a quien se le podía infundir vida con un hechizo.

Se trata de una figura antropomórfica típica de la mitología judía y el folclore medieval, creado por el rabino Löw, muy respetado dentro de la comunidad judía praguense. La leyenda cuenta que el rabino escondió su peligrosa criatura en la buhardilla de la sinagoga y para evitar que cayese en las manos equivocadas, mandó prudentemente quitar las escaleras externas que conducían a la buhardilla.

Los judíos en la historia de Praga

Los primeros comerciantes judíos de origen bizantino se establecieron en Praga en el siglo X y desde el principio fueron blanco de manifestaciones antisemitas. Cristianos intolerantes destruyeron el primer asentamiento judío en la actual Mala Strana; los pogromos no eran infrecuentes: el más infame fue la masacre de Pascua de 1389, en la que murieron más de 3.000 judíos, incluidos los que se habían refugiado en la Sinagoga Vieja-Nueva.

Sin embargo, también hubo momentos positivos, por ejemplo cuando destacadas personalidades judías como el rabino Löw y Mordecal Maisel tuvieron una influencia considerable en la corte de Rodolfo II.

En 1716, Carlos VI concedió la autonomía a la comunidad y, gracias al ilustrado José II, se rompió el aislamiento del resto de la ciudad y los judíos pudieron regresar a Praga, reanudándose inmediatamente la prosperidad económica.

Diez mil personas se concentraron en el área de unas pocas manzanas, aunque en 1796 se permitió a los judíos vivir en algunas casas de la Ciudad Vieja. La mezcla con el resto de la población se extendió a partir de entonces a toda Praga gracias a las reformas de la Ilustración. En la misma época, gracias a las obras de José II que mejoraron las condiciones de esta población, el barrio pasó a llamarse Josefov en su honor.

Sin embargo, el antisemitismo latía bajo las cenizas y en 1899 Leopold Hilsner fue acusado de realizar sacrificios humanos rituales.

Aunque los años de entreguerras fueron favorables a los judíos checos, el Pacto de Múnich de 1938 dio a Hitler el control de los territorios checos y los judíos fueron confinados en un gueto a la espera de ser deportados, mientras que las sinagogas se convertían en almacenes de bienes confiscados a los judíos. La mayoría de los 50.000 judíos de Praga fueron deportados al campo de concentración de Terezín y murieron a consecuencia del genocidio nazi.

Josefov, el Barrio Judío, dónde dormir en los alrededores

Para ver todos los alojamientos y reservar su propio en Josefov, el Barrio Judío utilice el formulario a continuación, ingresando las fechas de su estancia.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Hoteles recomendados en Josefov, el Barrio Judío

Hotel
Quentin Prague Hotel
Praga - Křižovnická 14Medidas extra sanitarias
8.4Muy bien 1.831 opiniones
Reservar
Apartamento
Art House Apartments by Adrez
Praga - Krizovnicka 12
8.4Muy bien 687 opiniones
Reservar
Habitacion
Best Place in Prague
Praga - Valentinská 56/11
9.0Fantástico 1 opiniones
Reservar
Ver todos los alojamientos

Donde esta Josefov, el Barrio Judío

Artículos relacionados

Antiguo Cementerio Judío

Antiguo Cementerio Judío

Miles de lápidas antiguas a la sombra de las hojas de los saúcos hacen del Antiguo cementerio judío de Praga un lugar lleno de historia y encanto.
Rudolfinum

Rudolfinum

El Rudolfinum en Praga es un templo de la música y el arte en un suntuoso palacio neorrenacentista a las orillas del Moldava.

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Praga: CoolPass con acceso a más de 70 atracciones
Praga: CoolPass con acceso a más de 70 atracciones
Ahorra tiempo y dinero con un pase de 1, 2, 3, 4, 5 o 6 días que incluye un tour en autobús y dos cruceros por el río. Visita +70 atracciones de Praga, como el castillo y el Museo Judío, y disfruta de ofertas especiales en tours, ocio, comida y compras.
Comprar desde 64,00 €