Cuándo ir a Praga

Praga es una ciudad maravillosa que encanta a los turistas: no importa en qué estación vayáis, os enamoraréis de la capital checa!

Praga es una ciudad encantadora, capaz de fascinar al visitante durante cada periodo del año. El clima es continental con veranos muy calurosos e inviernos muy fríos. Dependiendo de la estación, vuestras vacaciones en Praga pueden ser muy diferentes… así como el presupuesto de las mismas.

La primavera y el otoño son las estaciones con el clima más templado y, aparte de las vacaciones de Semana Santa, también las más baratas. El invierno en Praga es mágico y realmente vale la pena soportar el frío para ver la ciudad durante su período más sugerente. El verano es alegre y feliz y la mayor cantidad de horas de luz os permitirán recorrer a lo largo y a lo ancho la ciudad.

Aquí encontraréis en detalle los pros y los contras de cada estación, de esta manera podréis elegir cuándo visitar Praga de acuerdo a vuestros gustos e intereses.

Primavera

La primavera es quizás el mejor periodo para visitar Praga. El clima es templado, los jardines de la ciudad se llenan de flores tiñéndose de colores maravillosos y los precios son más bajos que en verano.

Durante las vacaciones de Semana Santa podréis disfrutar de los numerosos mercadillos que se organizan dos semanas antes y una semana después de las vacaciones.

La primavera es también el mejor momento para unas vacaciones culturales en Praga: entre mayo y principios de junio se celebra el festival de música clásica Primavera de Praga, el evento cultural más famoso de la República Checa.

Verano

En verano en Praga hace calor y los días son muy largos, pero al igual que muchas otras famosas capitales europeas durante los meses de verano Praga está literalmente invadida por los turistas y por consiguiente, los precios de los vuelos y hoteles aumentan.

Si podéis, os aconsejamos evitar julio y agosto; pero si estos son los únicos meses en los que podéis viajar aprovechad los preciosos parques y jardines de la ciudad para refrescaros a la sombra después de un día de visitas a museos.

Otra de las ventajas de visitar Praga en verano es poder beber una de las famosas y deliciosas cervezas checas en un beer garden al aire libre.

Otoño

El otoño es otra buena opción para visitar la capital de la República Checa. Los colores cálidos del otoño, que se exaltan en los días soleados, dan a la ciudad un ambiente de cuento de hadas, el escenario perfecto para fotografías espectaculares.

Es cierto que los días se hacen más cortos, pero todavía hay un buen número de horas de luz durante el día; otra ventaja es que los precios de vuelos y hoteles en este periodo son buenos.

El otoño en Praga es una experiencia maravillosa: podréis disfrutar del espectáculo de la puesta de sol en el Puente de Carlos sin las multitudes de turistas veraniegos o navideños y pasear por las calles del centro sin ser empujado continuamente. Por la noche, cuando el sol se pone y las temperaturas descienden, calentaos con una cerveza rubia y una sabrosa comida en una taberna tradicional.

Si sois amantes del jazz os recomendamos en particular el mes de octubre, durante el cual se lleva a cabo en Praga el frecuentadísimo International Jazz Festival.

Invierno

Praga es una de las pocas ciudades en el mundo que da lo mejor de sí en invierno. Si toleráis bien el frío (y recordad que en la República Checa, las temperaturas en invierno son muy duras!) elegid este periodo para viajar: Praga en invierno es simplemente mágica.

Sus vistas de postal, las pintorescas callejuelas, el romántico Puente de Carlos cubierto de nieve dan a la ciudad una atmósfera aún más sugerente. Cuando las temperaturas sean imposibles de soportar podéis visitar uno de los numerosos museos de la ciudad que incluyen tanto instituciones culturales de prestigio como bizarros museos temáticos.

En el período previo a la Navidad y durante las festividades, Praga se ilumina de fiesta y se adorna con decoraciones; los vibrantes mercadillos de Navidad alegran la ciudad. Una delicia! Si queréis pasar la Navidad y la Nochevieja en Praga tened en cuenta que este es uno de los períodos de pico del turismo: para conseguir buenos precios de vuelos y hoteles es necesario reservar con mucha antelación.

Para aquellos que tengan flexibilidad de vacaciones aconsejamos el mes de enero, un mes en el que viajan pocas personas: encontraréis precios bajos y poco alboroto.

Cómo ahorrar en billetes de transporte y admisión

Pensate appositamente per chi vuole visitare Praga, le City Card permettono di risparmiare sui mezzi pubblici e sugli ingressi delle principali attrazioni turistiche.

Prague Card: tarjeta turística de 2, 3 o 4 días
Prague Card: tarjeta turística de 2, 3 o 4 días
Ahorra tiempo y dinero con la Prague Card de 2, 3 o 4 días y visita la ciudad a tu ritmo. Disfruta de descuentos en tours y espectáculos y entradas gratis a monumentos, como el castillo de Praga.
Acquista da 71,00 €

Más información

El tiempo en Praga

El tiempo en Praga

Calendario de eventos en Praga

Calendario de eventos en Praga

Praga es una meta imprescindible para los amantes de la cultura, con un calendario repleto de prestigiosos eventos de música, teatro, danza, cine y mucho más!
Nochevieja en Praga

Nochevieja en Praga

Mercadillos de Navidad en Praga

Mercadillos de Navidad en Praga